CREMA CON ELASTINA

La piel está formada por tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis, el soporte de la tela de la dermis está compuesto por un 70% de colágeno -que aporta resistencia y densidad- y sólo un pequeño porcentaje le corresponde a la elastina, sin embargo ese pequeño porcentaje juega un papel crucial en la flexibilidad y elasticidad de la piel, es algo así como una “lycra” de la piel.

COMPRAR ELASTINA

El componente principal de la elastina es la llamada tropoelastina que está formada por perlas que se encuentran conjuntas entre sí en la forma de un collar a través de las enzimas lisil-oxidasa junto con un tejido de cintas finas con la forma de micro-fibrillas. Estos son los responsables de proporcionar una correcta orientación en la elastina de la dermis. Sin embargo a partir de los treinta años, la piel comienza a perder la mayoría de las micro-fibrillas, es cuando se abre la puerta a una destrucción de la acumulación de elastina y de sus propiedades, los fibroblastos no sintetizan más elastina, y la piel comienza a perder su flexibilidad. En el mercado se ofrecen diversos tratamientos que prometen preservar las mejores bondades de la elastina joven, sin embargo las cremas con elastina no son efectivas para evitar la destrucción de la cadena, las cremas con elastina tratan en sí la manifestación de la pérdida de elastina, dicha pérdida de elastina se puede aminorar con complementos y alimentos especializados. Tanto la dermatología como la ciencia de la cosmética han avanzado para desarrollar cremas con elastina que estimulen la producción de la elastina al actuar directamente sobre los fibroblastos.

Otras cremas incluyen elementos que están presentes para impulsar componentes como la tropoelastina, tal es el caso del oxígeno líquido y el oxígeno líquido L1, otras cremas ejercen su acción sobre las micro-fibrillas. Las cremas con elastina están hechas para actuar directamente sobre los componentes de la elastina, y los resultados dependerán de diversos factores, es decir si obtienes la última maravilla con elastina pero sigues fumando por ejemplo, los efectos podrían tardar más tiempo o bien nunca llegar, esto pasa porque generalmente al momento de seguir un tratamiento para cuidar la piel, se deben hacer ciertos cambios de hábitos, como una buena dieta balanceada, ejercicio, evitar exposiciones al sol y alejarse de vicios como beber y fumar, las cremas con elastina actuarán como una poderosa arma para hacerle frente a la pérdida de elastina.

En el mercado hay diversas cremas con elastina, con diferentes fórmulas y recuerda que lo que le funcionó a una persona puede no funcionar en ti, razón por la cual habrá también que ser pacientes, así como evitar caer en las trampas de mercadotecnia que prometen un cambio casi instantáneo.